advertisements
Imgen: Notimex- Oscar Ramírez

¿AMLO soltó al tigre?

Por Ecthelion81- 

Mercado de bonos da un giro para peor, para algunos inversionistas son casi “basura”.

Luego de que Fitch rebajara la calificación de PEMEX y el presidente de México los tachara de hipócritas, el mercado financiero ha ido reaccionando y se ha mantenido a la expectativa de las decisiones tomadas por el actual gobierno.

Los bonos soberanos de México están al borde de ser considerados ‘basura’, debido a que el endeudamiento de Pemex arrastraría la nota crediticia de México, señaló Bloomberg.

De hecho, los papeles del gobierno están pagando más intereses que algunos de países emergentes con peores calificaciones crediticias, según datos de la agencia. Esto luego de que Fitch rebajara la calificación de Pemex, lo que llevo a especular que la nota del país también será reducida.

Además, el medio estadounidense afirma que en una encuesta realizada por Bank of America a sus clientes, el 70% cree que México perderá su grado de inversión en los próximos años.

Las áreas de financiamiento y tesorería de la petrolera trabajan en un plan de recepción de recursos, que tienen como objetivo aliviar parcialmente las fuertes presiones financieras a las que está sujeta, dijeron fuentes de la empresa productiva del Estado a principio de este mes a El Financiero. Aunque no detallaron el monto, sugirieron que la cantidad total a recibirse durante el periodo señalado sería superior a los mil 500 millones de dólares.

El Gobierno de López Obrador ha anunciado un plan de exención de impuestos de 3 mil 500 millones de dólares para la empresa durante los próximos seis años.

Las medidas no solo no lograron mitigar los temores del mercado, sino que también despertaron la preocupación de que el Gobierno no ha comprendido el alcance de los problemas de Pemex. A otros les preocupa que las nuevas inyecciones de capital pudieran erosionar la posición fiscal de México.

«Hay riesgo de contagio ya que esencialmente solo hay un bolsillo», dijo Shamaila Khan, directora de deuda de mercados emergentes de Alliance Bernstein en Nueva York. «En la medida en que el apoyo de Pemex se produce a expensas del desempeño fiscal, eso afectará las calificaciones soberanas».

Después de que López Obrador cancelase el proyecto de construcción del aeropuerto en Texcoco, ya iniciado, y suspendiese las reformas de Pemex que habían abierto las puertas a la inversión extranjera, algunos inversores parecen estar perdiendo confianza en la nueva administración.

Deja una respuesta