advertisements

Jenaro Villamil debe explicar relación con Jesús Ramírez y despido de Fernando Coca

Por Bon Córdoba-

¿Por qué el director de un organismo público autónomo recibe instrucciones del vocero de la Oficina de Presidencia?

Fernando Coca acudió al programa de Ciro Gómez Leyva a contar la versión de su despido del Canal 14, por diferencias con Jenaro Villamil.

Coca asegura que al momento de ingresar al Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano (SPR) encontró evidencia de actos de corrupción dentro del organismo, al investigar más a fondo pudo observar diferentes irregularidades que tienen que ver con presupuesto desviado.

Contrataciones sin licitar a productores, instalación de antenas de transmisión en Hermosillo que colapsaron y se tuvo que pagar un seguro, pero nadie sabe a quién. En la administración pasada de la SPR, de Fernando Carrillo Lavat, no se dio a conocer esa información, ni a través del INAI ni vía transparencia del propio SPR.

Aunque Coca fue propuesto por el Presidente Andrés Manuel López Obrador para ser el director del Canal 14, Jenaro Villamil -director actual del SPR- le comunicó que su contrato no sería renovado. Esta acción no fue realizada directamente de Villamil a Coca, la Lic. Daniela Fernández, quien aún no laboraba de manera oficial en el organismo, fue quien le avisó. Fernando Coca no aceptó esa notificación, ya que de haberlo hecho, la abogada incurriría en un ilícito: usurpación de funciones.

Desde ese momento no ha recibido ningún documento oficial que demuestre que fue despedido del organismo, pero la entrada al edificio del SPR para Fernando Coca está prohibida.

Asimismo, Fernando Coca mencionó que él sólo estaba implementando la instrucción del Presidente López Obrador: limpiar todos los entes gubernamentales de la corrupción. Al descubrir estas inconsistencias y comunicarlas a Villamil, el único efecto que se causó, fue su despido.

Además, Villamil declaró que él contaba con el poder de decidir cuando él quisiera porque él recibía línea directa de Jesús Ramírez, Coordinador General de Comunicación Social y Vocero del Gobierno de la República.

En dado caso de que estas aseveraciones sean verdaderas, Villamil estaría traicionando las intenciones de López Obrador de luchar contra la corrupción que tanto daño ocasiona a México, al no separar los medios públicos y privados, al asegurar recibir línea del vocero del presidente.

Estas declaraciones deberán de ser comprobadas por ambas partes, quienes en junio o julio tendrán una reunión formal y se discutirá esta situación. Si bien, el diálogo es fundamental, la evidencia lo confirma. Tanto Fernando Coca, como Jenaro Villamil, deberán sustentar sus acusaciones o decisiones con pruebas que refuten o afirmen sus declaraciones.

Deja una respuesta