advertisements

Zhenli Ye Gon: ¿El Robo del Siglo?

Redacción-

El Presidente expuso en su conferencia matutina, que iba a solicitar información acerca del destino que tuvieron los 205 millones de dólares incautados por el gobierno de Felipe Calderón el año 2006 en una residencia de Las Lomas de Zhenli Ye Gon.

Se trata del mayor decomiso de dinero en efectivo producto del narcotráfico realizado por este empresario farmacéutico: el rey de las anfetaminas.

Aquel escándalo se ha revivido ahora, como parte de la rivalidad existente entre el actual gobierno y Felipe Calderón, quien de inmediato asegurara que ese cuantioso fondo de decenas de millones de dólares que la población pudo mirar por televisión, se utilizó para crear más de 300 Centros de Apoyo contra las Adicciones.

Tal pareciera que existieran demasiadas cosas pendientes o resentimientos no resueltos. Hablar de Zhenli Ye Gon es retroceder a los tiempos de Genaro García Luna, de Javier Lozano, de Diego Fernández de Ceballos, del ahora preso Juan Collado y de cuando había una sincronía y cooperación nunca antes vista entre la PGR y la DEA. Son los tiempos que no se han ido si nos atenemos a la violencia no contenida del narcotráfico y de sus redes dedicadas a todo tipo de delitos.

En un libro del fallecido escritor, Sergio González Rodríguez, con el título El robo del siglo, hay una minuciosa investigación del caso para escribir lo que llamó novela política sin ficción.

Al margen de si dichos fondos realmente se aplicaron íntegramente al gasto gubernamental, el autor aporta análisis y datos acerca de las actividades criminales de origen chino, las cuales no tienen que ver solo con las de narcotráfico, como con Zhenli Ye Gon.

Se trata de extensas redes de contrabando, de tráfico de personas, de falsificación de medicamentos, de distribución de productos a bajo precio realizados en campos de trabajo forzado en China, de control del puerto Lázaro Cárdenas, incluso señala de manera muy anticipada las acusaciones de espionaje atribuidas ahora al corporativo Huawei.

Un caso en el que se detiene es el de aquel proyecto conocido como el Dragon Mart y que apoyaba en Cancún el gobernador Roberto Borge, hoy preso. Este proyecto tenía el respaldo de las tríadas chinas y la mafia de Atlanta, a través de Hao Feng, uno de sus jefes. Cita como fuente el estudio de un contratista de inteligencia que trabajaba para Los Pinos.

Sería bueno que el actual gobierno, interesado en hurgar en el caso ya viejo de Zhenli Ye Gon, se ocupara también entonces de tener precaución respecto a lo que muchos de los suyos quieren venderle, que todo lo chino es una panacea.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta