advertisements

¿Serán éstas las razones de la carta a López Obrador del General Cienfuegos?

Por Jorge Rubio-

La primera razón que nos proporciona, el mismo  GRAL. SALVADOR CIENFUEGOS ZEPEDA es porque a su parecer es “un error estratégico, una injusticia”, de parte del Presidente y/o su partido, bajarle el sueldo a los altos mandos del Ejército Nacional Mexicano.

La segunda razón es para dejarle claro al Presidente López Obrador: “Que en las Fuerzas Armadas no existen “los de arriba” ni “los de abajo”, existen jerarquías y sirven para ejercer conducir las operaciones y mantener la disciplina. Todos, absolutamente todos, usamos el mismo uniforme y las mismas botas, no hay otras para los “los de arriba”, ni para “los de abajo”.”

La tercera razón fue para defender a la Tropa. Cienfuegos escribió: “Por cierto, aquella a la que usted en el pasado acusó de asesinos y violadores de derechos humanos. La tropa es el corazón, brazos y piernas del Ejército, es la que lucha incansablemente bajo el sol, la lluvia, el calor y el frío. La que se desvela las noches cuidando a su unidad y a la gente. La primera en entrar en combate, la primera en caer abatida en el fuego.”

Cienfuegos escribió, pidiéndole a López Obrador: “No cometan un error estratégico ni una injusticia. El Ejército es un cuerpo vivo, con columna vertebral y extremidades, pero sin cerebro, no funciona. Usted no podrá traer generales de afuera y tampoco podrá hacer generales por designación.”

Y esta parte nos invita a una interpretación, desde el análisis político ¿Habrán interpretado los militares una intención del Presidente de sembrar la discordia para generar la desunión del ejército, su debilitamiento con un discurso polarizante, para separar lo que lleva 100 años unido?

El Presidente Andrés Manuel López Obrador, ¿Acaso, pretende dividir la tropa de los oficiales?, ¿De ser cierto su intención divisionista, que pretende con ella?, ¿Quién puede sacar provecho de sembrar la división y anarquía en nuestras fuerzas armadas?

El tono del General Cienfuegos fue siempre respetuoso e institucional, pero nunca  llamo por su nombre al Presidente de México, raro tal descuido, ante lo formal y protocolario que es el lenguaje de los militares mexicanos. Terminó la carta con esta contundente frase: “El ejército no constituye un poder como el judicial y no puede confrontarlo, está a sus órdenes y le es leal, no puede detener sus proyectos, solo quedan líneas como estas, para que las lea y las entienda. No cometa un error estratégico ni una injusticia con quienes lo acompañarán en la tarea de servir a nuestra querida patria.”

 

 

 

 

 

 

3 Comentarios

  • José A. Ruiz

    Suenan bien estas razones, amigo Rubio. Una más, fundamental, es su intervención ante los desplantes de López Obrador como Comandante Supremo, con irreverencia ante el tamaño institucional de nuestro Ejército.

    Responder

  • Armando Salazar Urbina

    Buenos días hasta que algún general defendió al propio ejército
    De un señor que hace poco dijo
    Que si por el fuera desaparecía
    Al ejército felicidades al sr. General
    Salvador Cienfuegos

    Responder

  • ELRAZAR ZAPIEN CORRAL

    Felicito al General Cienfuegos por su postura digna y firme que asume en defensa de nuestro ejército, que es el corazón del pueblo de México. No debemos permitir que el protagonismo dictatorial, producto del resentimiento y la frustación, permeé en las instituciones de la República que tanto esfuerzo y sacrificio le ha costado a los mexicanos construir, vulnerando y carcomiendo los cimientos de nuestra querida patria.

    Responder

Deja una respuesta