advertisements

Amlo y Trump: ineptitud y seguridad nacional

Por Bernardo Estanislao-

La amenaza de Donald Trump respecto a la inacción del gobierno mexicano en materia de narcotráfico, es tan seria que por fin AMLO habló de que Estados Unidos debe “respetar la soberanía de México”.

Una tímida declaración sin ningún dato, ningún argumento, ninguna postura que ayude a lidiar con una amenaza hacia el país, pues de nuevo Trump utiliza a la economía para sustentar su amago: boicotear el crédito del país si no damos buenas cuentas.

Era previsible el reclamo del gobierno estadunidense sobre la política de inacción por parte del gobierno en la cuestión del narcotráfico. La caída en los decomisos ha sido notable: el primer trimestre fue casi cero en general y en un semestre, el 75% en heroína y metanfetaminas según cifras oficiales.

Esto es sólo una arista del problema, el otro es la política de no perseguir a los capos supuestamente para que no haya más violencia. El hecho es que, sin perseguir a los capos, estos ocho meses de gobierno de Morena han sido los más violentos de los tres sexenios anteriores.

Van ahora en un semestre 17,000 homicidios vinculados en un 80 por ciento al crimen organizado, mientras que una cifra semejante con Calderón correspondía a un año. Es decir, en el gobierno “pacifista” de AMLO, sus estadísticas duplican ya a las de quien encabezó una confrontación directa en este ámbito.

Pero si esta realidad ha motivado el nuevo ataque de Trump, quien más lo padece es la sociedad mexicana, pues la descomposición avanza a pasos acelerados y las frases hechas: “abrazos no balazos” terminan por ser confesiones involuntarias de ineptitud.

El crimen organizado es un problema de seguridad pública al afectar la estabilidad social y poner en riesgo a los ciudadanos, sometidos a crímenes alternos a los del narcotráfico como las extorsiones, el derecho de piso, los secuestros y otros delitos.

Pero también es un problema de seguridad nacional, pues la fuente principal financiera de estas bandas es el narcotráfico y esto tiene que ver con su mercado natural: Estados Unidos. Y es seguridad nacional, precisamente porque de este hecho emanan presiones, intervenciones, amenazas y ataques a la autonomía y el interés nacional.

O el gobierno se pone las pilas, y el Presidente toma en serio su trabajo, o nos vamos a convertir en un Estado fallido.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta