advertisements

Hotel Mumbai: el atentado

Por Alejandro Briones Galkin-

«Hotel Mumbai: el atentado» del director australiano Anthony Mara, es definido en su publicidad como un filme de suspenso. Es más que eso, sin dejar de serlo, porque desde su arranque la historia es contada con su dosis de suspenso aunque con un ritmo trepidante.

 

Trata del célebre atentado terrorista de 2008, cuando una célula de 10 islamistas radicales provenientes de Pakistán se dividieron para atacar a la población de Bombay, India, en distintos sitios.

El filme de Mara se centra en la ocupación del lujoso Hotel Taj Mahal. Cuatro terroristas asesinaron durante largas horas a huéspedes y empleados.

La solidaridad de empleados con sus huéspedes y los intentos de sobrevivir crean un filme en el cual el suspenso se traduce en una tensión constante.

Quizás la frialdad de los terroristas imbuidos en fanatismo religioso y odio de clase contrasta con el valor de policías locales, la ausencia o tardanza en llegar de policías capacitados para responder al desafío de los asesinos.

El filme estremece más cuando tenemos presente el acto terrorista en el cual murieron en Texas 8 compatriotas y quedó herida una docena más.

Si bien el atentado de Bombay en 2008 provocó más de 180 muertos y 200 heridos, lo sucedido recientemente en El Paso nos identifica con todas las víctimas de cualquier fanatismo, que enarbola la helada y absurda decisión de llevar la muerte a personas inocentes.

Deja una respuesta