advertisements

Se endurecen las condiciones del sueño americano para los latinos en EU

¿Desesperación de Trump o mera insensibilidad?

A menos de una semana del tiroteo en El Paso, que dejó un saldo de 22 muertos, incluidos 8 mexicanos, en protesta por la «invasión hispana» a Texas –según escribió el tirador en un memorando–, el gobierno de Donald Trump anunció un endurecimiento de las condiciones para obtener la residencia permanente o la ciudadanía a mexicanos viviendo legalmente en ese país.
Las nuevas medidas anunciadas por el Registro Federal buscan cerrar el camino a la ciudadanía o la residencia permanente (Green Card) a inmigrantes que se beneficien de prestaciones públicas como el programa gratuito de salud Medicaid o los cupones de alimentos.
Ante la indignación que ha causado entre la población hispana la matanza de El Paso, en la cual responsabilizan a la retórica divisionista de su gobierno, Donald Trump ahora responde con una contraofensiva antiinmigrante, que parece destinada a recuperar a su electorado proclive a preservar la supremacía blanca en ese país.
Sin embargo, también puede tratarse de mera insensibilidad e inercia burocrática, de un gobierno ya programado para actuar en contra de la población inmigrante, y en contra de los mexicanos en Estados Unidos.
En cualquier caso, las tendencias del voto latino parecen estarse inclinando decididamente en contra de Trump para las elecciones de noviembre de este año. Si el 30% de la población hispana votó a favor del republicano en las pasadas elecciones, es muy probable que en esta ocasión el voto latino sea abrumadoramente anti-Trump.
Ante ello, cabe preguntarse si la nueva ofensiva anti inmigrante es producto de una estrategia desesperada por afianzarse entre los votantes supremacistas, o es resultado meramente de la insensibilidad propia del estilo y orientación nativista de Trump.

Deja una respuesta