advertisements

¿El Destino Manifiesto vuelve por sus fueros?

Juan Carlos Calleros Alarcón-

La ambición expansionista estadounidense se ha vuelto a manifestar, ahora mediante la propuesta de una adquisición hostil del territorio danés de Groenlandia.

Así como ocurrió con Texas en el siglo XIX, el Tío Sam busca expandir el «área de libertad» mediante la compra de territorio adyacente, quiera o no el anterior propietario.
La ambición gringa se dirige ahora hacia una isla casi despoblada, que el cambio climático ha vuelto sumamente valiosa, dado el deshielo inminente de sus glaciares.
Como buen inversionista inmobiliario, Donald Trump ya avizoró el gran valor que a futuro puede adquirir el territorio de Groenlandia, y buscará hacerse de él a cómo dé lugar.
En el siglo XIX, los embajadores Poinsett y Butler ofrecieron a México, respectivamente, uno y dos millones de dólares por Texas. El gobierno mexicano rechazó ambas ofertas, pero EU buscó por todos los medios hacerse de ese territorio, hasta que por fin lo obtuvo luego del conflicto militar que significó la independencia de Texas.
Hoy, Trump olvida las formas  diplomáticas y mediante mensaje por Twitter canceló su visita de Estado a Dinamarca, luego que la primer ministra de ese país declarara que Groenlandia no está a la venta.
En más de una ocasión, Trump ha hecho pública su admiración por Andrew Jackson, quien nunca quitó el dedo del renglón para hacerse de Texas. Como su predecesor, Trump seguramente buscará echar mano de todos los recursos a su alcance para obtener Groenlandia.
Dinamarca ya ha manifestado que cancelar una visita de Estado por vía Twitter es una ofensa. Ahora los Estados Unidos deberán pedir disculpas o escalar el conflicto. Sólo que Dinamarca no está sola, pues detrás de esta nación se encuentra toda la Unión Europea.
¿Estará dispuesto Trump a entrar en conflicto con la UE con tal de avanzar su propósito de satisfacer su expansionismo? Trump lo hará sin duda, máxime que ello amplía sus posibilidades de reelección por la  popularidad que seguramente tendrá la ocurrencia entre sus votantes.

Deja una respuesta