advertisements

Trump abandona a los kurdos

¿Así trata a sus aliados?

Por Juan Carlos Calleros Alarcón-
Fiel a la tradición estadounidense sintetizada por John Foster Dulles en la frase «Estados Unidos no tiene amigos, sólo intereses», Donald Trump anunció la abrupta salida de sus tropas de la frontera turco-siria, lo que implica abandonar a sus hasta ahora aliados kurdos frente al poderío turco.
La decisión de Trump ha sido cuestionada por el senador republicano, Lindsey Graham, quien fuera uno de los principales partidarios del mandatario hasta ahora, pero ahora incluso ha presentado una propuesta de ley, redactada junto con los demócratas, pata sancionar a Turquía.
El territorio kurdo se encuentran en la frontera entre Turquía, Irán y Siria, y por su ubicación fue clave para fortalecer a los Estados Unidos en su lucha contra el Estado Islámico.
Comandos kurdos, integrados por hombres y mujeres, fueron armados y entrenados por sus aliados estadounidenses para combatir al Estado Islámico, logrando así afianzar las posiciones arrebatadas al califato.
Sin embargo, una vez logrado el objetivo militar estadounidense, ahora Trump simplemente abandona a los Kurdos a su suerte, a merced de las fuerzas de Turquía, cuyo presidente Tayyip Erdogán ha rechazado reiteradamente la autonomía kurda y ya ordenó el inicio de ataques aéreos a  esa población.
Los kurdos, por su parte, al verse de pronto desamparados por su utilitarista aliado, ahora amenazan con una alianza con el gobierno sirio de Assad, lo que terminaría por fortalecer a un régimen apoyado por Rusia, que los Estados Unidos han tratado de derrocar por más de ocho años.
El resultado de la perfidia trumpista puede ser que Estados Unidos deje de ser relevante para una región considerada clave para el equilibrio geopolítico mundial, sin haber logrado establecer bases firmes de gobiernos democráticos o al menos partidarios de los valores occidentales, comenzando por la libertad, la no discriminación de género y la lealtad.
Quienes en México aún confían en los Estados Unidos como aliado, deben tomar nota de este abandono a los kurdos, pues de nada sirven los agradecimientos públicos y los halagos de Trump en la ONU si al final dejará en el abandono a quienes se someten servicialmente a sus designios.

Deja una respuesta