advertisements

Al Presidente le va muy bien y al país muy mal

Por Bernardo Estanislao-

El lugar común de los políticos tibios, los comentaristas «objetivos» y los empresarios aprovechados por su relación con el poder, es que si al Presidente le va bien, al país también.

En un ambiente de mentiras mañaneras y cotidianas, esta frase capituladora, es una mentira más.

Resulta que somos testigos de que al Presidente le está yendo muy bien, mientras que en el país todo va de la fregada.

El Presidente mantiene altos índices de popularidad, dispone a su arbitrio de los recursos públicos y destruye las instituciones de la República para fortalecer con éxito su poder personal.

Hasta puede promover con frivolidad y sin reproche alguno al béisbol, su deporte favorito.

En tanto México crece cero por ciento, la violencia criminal se desborda con índices por encima de cualquier precedente, se retrocede en los avances de la modernización y nada ni nadie lo frena en su autoritarismo y burlona prepotencia.

La frase de marras no puede sostenerse sin ofender la racionalidad más básica.

Y se ha creado una suma cero, todo lo que el Presidente gana, lo pierde México en los hechos.

Por eso se justifica hoy por hoy oponerse al rey desnudo y denunciar su miseria sin los ropajes de propaganda que le permiten imponer su dominio impunemente.

La lucha es y será evitar la victoria presidencial a costa de la ruina del país.

Y quien diga lo contrario es cómplice de aquellos seguidores que prefieren a este Presidente por encima de su propio país.

Deja una respuesta