advertisements

Siembran odio, cosecharan tempestades

Por Alejandro Briones Galkin-

En los medios se habla de una sociedad polarizada y hay quienes quieren ser objetivos y neutrales en esta circunstancia.

En realidad se niegan a la denuncia del poder, que es de donde emana ahora el insulto y se descalifica a quienes critican y se oponen.

Se trata de un abuso de poder con recursos del erario diariamente se fomenta una campaña de odio que comienza por la mañana y se replica mediante bots y cuentas falsas digitales.

De hecho es una forma de desviar fondos y, como desmentido de la predica oficial, también es algo inmoral.

El debate y la diversidad son parte de la democracia, por eso hostiga la propaganda incesante y el combate contra ciudadanos que pagan impuestos.

La marcha de protesta del primero de diciembre fue denostada en una campaña que hizo gala de todas las vilezas posibles. El Presidente dijo que eran «corruptos» los cuarenta mil en la CDMX y los miles en otros estados, que se manifestaron para expresar su descontento con las políticas de su gobierno.

Vivimos actualmente en Mexico lo que Andre Malraux llamaba «el tiempo del desprecio».

Asimismo, el Presidente fomenta el culto a su personalidad y rebasa los alardes publicitarios del pasado.

Nada bueno puede surgir de este ambiente enrarecido. Ya el domingo hubo una muestra de que el Presidente provoca reacciones negativas.

Y es muy claro un escenario de futuro: si siembran odio, tarde o temprano, cosecharán tempestades.

 

Deja una respuesta